Jesús cumple año en esta navidad

Para el mes de diciembre, a final de año, siempre el mundo entero realiza una gran fiesta en mi honor y pienso que este fin de año ocurrirá lo mismo que el año pasado.

 

En diciembre la mayoría de las personas realizan muchas compras navideñas, la publicidad abunda en gran manera tanto en la radio como en la televisión y por todas partes no se escucha más que el gran día de navidad.

 

Me gusta pensar que al menos un día al año el mundo entero piense en mí. Cuando el mundo inició a celebrar mi cumpleaños, todo era diferentes y las personas lo hacían con amor, pero al pasar los años y los siglos muchos han dejado de comprender que es mi cumpleaños lo que se celebra.

 

Hoy en día muchos se divierten y hasta suspenden sus jornadas laborales a causa de navidad, pero la gran mayoría no sabe de que se trata ese gran día.

 

La navidad pasada, festejaron todos juntos en una fiesta a nivel mundial, en muchos hogares las familias se reunieron y llenaron sus mesas con las mejores comidas, decoraron sus casas con luces y regalos, pero… a mi no me invitaron.

 

Era mi fiesta y no me pidieron que asistiera, no se acordaron que yo existía. Ese día muchos se pusieron ebrios, comieron hasta no poder, y a mí me cerraron la puerta de su corazón, me dejaron fuera.

 

Yo quería compartir con ellos y bendecirlos en gran manera, pero ellos se olvidaron de mi por completo.

 

Desde hace muchos años sucede lo mismo: celebran la navidad sin aquél que murió por ellos para salvarlos de la condenación eterna.

 

Sin embargo, a veces escucho que algunos hablan por un instante de mí, entonces entro callado y me quedo sentado en un rincón mientras todos celebran con un señor gordo de barba blanca y dejas que sus niños jueguen con él, como si la fiesta de navidad fuese en su honor.

 

La noche sigue y llega la media noche, en ese momento cuando todos empiezan a abrazarse y yo extendí mis brazos con la esperanza que alguien me abrazara, pero nadie se asercó a mí.

 

Luego todos se empezaron a dar regalos unos a otros, y yo esperé a que alguno me diera un regalo a mí, pero nadie se acordó de su Salvador. Yo había llevado el regalo del perdón eterno, el regalo de la salvación, el regalo de la vida eterna, el regalo de la santidad y del amor puro y verdadero.

 

¿te imaginas que si hicieran una fiesta de cumpleaños para ti y nadie te invita ni te dan ningún regalo?

 

Entonces comprendía que yo sobraba en esa fiesta, así que me fui sin hacer ruido. Y cada caño sucede lo mismo, mas y mas personas se olvidan de mí.

 

cena de noche buena 

 

Si lees esto, espero comprendas que hace dos mil años vine al mundo a dar la vida por ti en un cruz para salvarte del lago de fuego y te di la salvación eterna al lado de Dios.

 

Como ya casi nadie me invita, entonces haré mi propia fiesta, será una gran fiesta en el cielo, estarán todos los ángeles y coros celestiales. Aun estoy haciendo los últimos preparativos.

 

Te hago formal invitación a mi fiesta. Si aceptas, te inscribiré en el Libro de la Vida y te reservaré un lugar.

 

Tu amigo y Salvador Jesús.

 

 Jesús toca a la puerta

 

Articulos Relacionados:

  1. Oración al niño Jesús en esta navidad Señor, te pedimos por todos los que en este año han fallecido y han ido...
  2. La Novena de Navidad El Dios de la Vida, que nos ha regalado al niño Jesús para nuestra redención,...
  3. Oración para el día de Navidad De un Dios que se encarnó muestra el misterio la luz de Navidad. Comienza hoy,...
  4. ¿Quién quiere llevarse al Hijo? Dios nos ha entregado a su Hijo quien murió en una cruz hace 2,000 años....