Señor dame fuerzas

El actuar humanamente no nos permite ver la diferencia entre mi voluntad y la voluntad de Dios. Mi comportamiento no es del todo correcto porque esta lejos de los mandatos de Dios, pues es un actuar a la ligera sin saber que daño provoco, no estoy poniendo en practica el compromiso del servicio y a mi prójimo, el quererme y respetarme a mi mismo, es por esto que siempre es bueno pedir la dirección y la fortaleza a Dios para saber actuar con sabiduría y así lograr la paz interior y el agrado a Dios por sobre todas las cosas.

 

Señor dame fuerzas

 

Señor dame fuerzas para continuar

Esto quiero pedirte, señor: arranca de raíz la lepra de mi corazón.

Dame fuerza para sobrellevar mis penas y mis alegrías.

Dame fuerza para que mi amor se traduzca en continuos servicios.

Dame fuerza para no despreciar jamás al pobre y para no doblar las rodillas ante el poderoso insolente.

Dame fuerzas para mantener mi espíritu muy por encima de las pequeñeces humanas.

Dame fuerza para someter mi fuerza a tu voluntad por amor.

Dame serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar.

Valor para cambiar lo que puede y debe ser cambiado

Y Sabiduría para distinguir lo uno de lo otro.

Amén